Libertad condicional y esquelas anónimas, de Bruno Mesa

 

LIBERTAD CONDICIONAL

 

Perdurar es privilegio de los muertos, pero morir es un privilegio aún mayor: sólo se le concede a los que han vivido alguna vez.

*

Todas las formas de libertad son condicionales o no son formas de libertad.

*

Me dices que estoy lejos de ti, pero no es cierto: sólo estoy lejos de mí.

*

La historia no es el nombre que le damos a nuestra memoria, sino a nuestra amnesia.

*

Puedo inventar lo que soy, pero no puedo dejar de serlo.

*

Siempre estuve lejos de aquí, pero aquí es cualquier sitio.

*

Me respeto mucho, por eso no existe día en que no me ría de mí.

 

 

ESQUELAS ANÓNIMAS

 

Suplicamos una oración por el alma que todos sabemos que no tenía.

 

 
*
 
Ayer te llegó la hora.
No entiendo por qué no avisas.
Hablaremos.
 
*
 
Suplicamos una oración por el descanso de su alma, tan atormentada de suyo. No serán suficientes, pero nos alivian del peso de su recuerdo. Rogamos la asistencia a la misa que se celebrará en la catedral de nuestra ciudad, oficiada por el Arzobispo. Pedimos decoro, compostura y estricto luto. Despreciamos la impuntualidad. Exigimos piedad y amor. Prohibimos la asistencia a esos pervertidos y gandules que él llamaba amigos.
 
*
 
Deseamos que se eleve una oración por su alma, pues es difícil que su oronda naturaleza se eleve.
Se buscan voluntarios para cargar el féretro.
 
*
 
Tanta ironía no podía ser buena.
 
 
*
 
 
Te lo dije: no vayas por ahí.
 
 
*
 
 
Pedimos una oración por su alma y alquilamos una habitación casi vacía, sólo una cama y una silla tuerta, baño compartido con eslavos, por defunción previsible del inquilino. Absténganse escritores.
 
 
*
 
 
Espero que descanses en paz. Más te vale. Como sea un engaño para no pagarme lo que me debes, vas listo. Conmigo no se juega. Mañana voy a verte al tanatorio, a ver qué cara pones.
 
 
*
 
 
Dedicó su vida a la ciencia, y debe ser ella quien ruegue por su alma. A nosotros, sus hijos, nos alimentó sin falta y sin afecto. Mañana se celebrará su funeral: que vayan sus colegas y admiradores. Nosotros lloramos por un desconocido.
 
*
 
 
Se fue como vivió, en pleno viaje. Ahora debe hacer el último viaje, el más corto de todos, el viaje de regreso a ningún sitio.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s