Cuaderno del orate

                  Día 16     He hecho las abluciones que me pidieron. El agua resbaló por mi espalda y llegó hasta mis manos para descarcelarme de los ruidos, de la espada que me amenaza detrás de las puertas, de las fauces del dragón que me aguarda. Miro…