Ediciones La Palma publica “El metal y la carne”, de Eduardo Calvo

El poeta y novelista viajará a Madrid desde El Cairo, donde reside, para la presentación en la librería Tipos Infames, el próximo jueves 19 de mayo (20:00h)

Portada_Elmetalylacarne_04-04-16%20copia

El metal y la carne es el libro de un poeta culto, experimentado y cuidadoso con el lenguaje, que expresa con rotundidad sopesada emociones intensas, la vida. Poeta, novelista y ensayista, Eduardo Calvo no ha dejado de trabajar su literatura a lo largo de los años en los que ha ejercido como profesor de sociología en la Complutense o de director de las sedes del Instituto Cervantes de destinos nada cómodos, como el actual de El Cairo, Egipto, o, con anterioridad, Manila, Argel, Orán o Beirut. No es este un dato baladí cuando a su poesía nos referimos, pues su larga experiencia vital impregna sus versos con una sabiduría, un descaro y un descarne poco habituales. “No sé si algún otro poeta de su generación hubiese podido escribir un libro como este, cuya mirada no se encuentra solo en España. Eduardo Calvo no mira desde aquí, no solo”, comenta el editor, Nicolás Melini. Prácticamente desaparecido como autor en Internet, resulta difícil seguir el rastro digital de su obra, algo muy poco frecuente en este tiempo. Eduardo Calvo es un misterio en la red, no sabemos si debido a un total desinterés por su parte. En cualquier caso, este libro es un tesoro, es normal que, para encontrarlo, no baste con rastrear la red. Hay que ir a buscarlo.

13335_1Eduardo Calvo. Nacido en Madrid (1949) Poeta y novelista. Ha sido profesor de Sociología en la Universidad Complutense y Director de los Institutos Cervantes de Argel y Orán, Beirut y Manila. Actualmente dirige el Instituto Cervantes de El Cairo. Sus libros de poemas publicados son El cantar de las sirenas (1971), Visión de la penumbra (1981), Bajo la única noche (2000) y Sobre la discordia (2008). Sus ensayos: El cine (1975) y La risa de los dioses (1988). Sus novelas: El dueño de la luna (1978), La edad geométrica (1981), El diablo al amanecer (1983), Desde la isla (2000), y Al final del fuego (2008). Tiene en común con Luis Antonio de Villena, Luis Alberto de Cuenca, Javier Lostalé y Ramón Mayrata el haberse presentado en sociedad, en 1971, mediante la antología de “poesía española última” Espejo del amor y de la muerte.

 

LVI

 

He jodido con un monstruo.

Su cabeza era un campo de Agramante,

una aguja sin fin sus besos.

Creí que al corazón no me llegaba,

que se conformaría con las venas

y estas arrugas de los años.

Tal resplandor despide

que el cielo primerizo

es tóxico a su lado.

No habrá valle tan pleno

como el cauce que forman

sus muy blancas palabras en mi lengua.

Ángeles tímidos, que no eligieron partido,

la fabricaron a su antojo.

Recostado junto a su aliento,

se corre si le digo

que están solos los hombres.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s